Archivos mensuales: octubre 2016

La defensa del “común”, tras la intervención de la Caja Rural de Mota del Cuervo (I)

Con la crisis de 2008, hay nombres y hechos que en España forman ya parte del imaginario de todos: la estafa de las preferentes, las tarjetas black, la Gürtel, los desahucios de la PAH, la intervención de las grandes cajas de ahorro, etc. Sin embargo, otros han quedado circunscritos a ámbitos más pequeños, como es el caso que nos ocupa, el de la caja rural de un pueblo agrícola de la comarca de La Mancha, en Cuenca.

Una caja rural tiene una historia ligada a un territorio y un tiempo de inicio. La de Mota del Cuervo surgió en la década de los cincuenta como cooperativa de ahorro de los excedentes del trabajo agrícola (principalmente uva, aceituna y ajos) y sobre todo una forma asequible de acceso al crédito para los emprendimientos locales que iban surgiendo. Incluso los trabajadores de la entidad asesoraban en temas legales relacionados con la agricultura (subvenciones y seguros por desastres, subvenciones europeas para la agricultura, etc.). La fundación de dicha caja (creada más tarde) era también la forma más común para la financiación de actividades educativas, culturales y sociales del pueblo. En los últimos años antes de la intervención, la caja llegó a manejar el 80% del dinero del pueblo.

Pero la burbuja inmobiliaria acabó también afectando a esta pequeña caja porque (por qué no decirlo así) los valores tradicionales del ahorro, seña de identidad de los pequeños agricultores en tierras de grandes propietarios, empezaron a perderse. Un dato lo demuestra: 7 millones y medio de desfase en el ejercicio del 2013. Y acto seguido una resolución implacable: el 14 de enero de 2014, el Banco de España declara su inviabilidad, interviene la entidad y el FROB (Comisión Rectora del Fondo de Reestructuración Bancaria) procede a su  disolución y venta a otra entidad. En este caso, la adjudicataria es Globalcaja.

img-20160825-wa0000 Sigue leyendo La defensa del “común”, tras la intervención de la Caja Rural de Mota del Cuervo (I)

¿Por qué la corrupción no importa? (II)

El neurólogo argentino Facundo Manes define la corrupción de la siguiente forma: “[E]n un sentido social, como una creencia compartida, expandida y tolerada de que el uso de la función pública es para el beneficio de uno mismo, de la propia familia y de amigos. Pero no es una novedad de estos tiempos. Como bien describe el World Development Report de 2015, la corrupción ha sido la norma social por defecto en la mayor parte de la historia. El principio de que todas las personas son iguales ante la ley ha surgido progresivamente en la historia y en muchos países es todavía una tarea pendiente. La corrupción no es exclusiva de la especie humana (se han evidenciado conductas corruptas en chimpancés, abejas y hormigas). Entre los seres humanos, tampoco es exclusiva del poder político (aunque la hay) ni de los empresarios prebendarios (aunque los hay) sino también de la sociedad que a su medida, la ejerce o, al menos, tolera.” (http://elpais.com/elpais/2016/05/03/ciencia/1462289605_959427.html).

En las palabras finales de esta cita, nos parece está la clave de la pervivencia de la corrupción: la gente la tolera. Es lo que estamos comprobando bien en la política española tras las diferentes elecciones. Y un hecho que se constata, además, es su tolerancia mayor por la ciudadanía que vota a la derecha. Con todo, hay casos bien sonados en personas de izquierdas.

Panorámica del juicio por las tarjetas black
Protesta ante el juicio por las tarjetas black.

(http://elpais.com/elpais/2016/09/26/album/1474881488_675619.html#1474881488_675619_1474882810)

Sigue leyendo ¿Por qué la corrupción no importa? (II)